Llevaba muchos años fuera de mi país natal, Argentina, Porteña de nacimiento y con los mejores recuerdos del sur del continente. Llegué a Chile por el año 1999 después de varios años de vivir en Colombia.

Cuando conocí la hermosa ciudad de Santiago y pensando cómo podía desarrollar una actividad que me permitiera quedarme, decidí sacar todos mis conocimientos en cosmética natural y ponerlos a disposición de los que quisieran aprender algo que en esos años aún era poco conocido, así nace Caléndula, al comienzo solo dictando talleres.

Como en aquella época no era una actividad muy conocida, tampoco eran muchos los lugares donde vendieran materias primas, esto me hizo ver la necesidad de proveer a los alumnos de los materiales necesarios para elaborar lo aprendido en clase.

Fue entonces que Natalia, mi hija, apoyó este proyecto y comenzamos a importar y comercializar los insumos para elaborar todo lo relacionado con la cosmética artesanal, desde entonces Caléndula ha sido nuestro proyecto y en él ponemos toda nuestra energía día a día para proveer a emprendedores y amantes de esta nueva tendencia.

Han pasado 17 años desde entonces y seguimos buscando las mejores materias primas y dando lo mejor de nosotras en los diferentes talleres y en nuestra tienda.

Siempre será un agrado responder a sus dudas y preguntas.

– Elena Quesada y Natalia Cavicchioli